«

Oct 31

Como solucionar los problemas más frecuentes de persianas

Muchas veces pensamos que nuestras persianas son indestructibles, que nunca van a deteriorarse al punto de que no funcione de la manera correcta, olvidamos que ellas son un artículo fundamental en nuestro hogar o lugar de trabajo.

La mayoría de las veces olvidamos que las persianas son perjudicadas con los climas meteorológicos, con rupturas por golpes o simplemente son dañadas por no recibir la limpieza adecuada para extender su durabilidad.

Por esa y otras razones es que te queremos ofrecer algunas soluciones para los daños que puede presentar tu cortina.

Como arreglar una persiana que está atascada

Lo primero que debemos evitar al momento de que nuestra persiana se encuentre atascada, es no forzarla a subir ni a bajar, de este modo, evitarás que el daño sea un poco más complicado ya que podrías romper la cinta.

La causa de estos problemas pueden variar, cabe la posibilidad de que se haya oxidado y de este modo se obstaculiza el paso de la cinta, el engranaje de la polea no gira de la manera correcta, pudo haberse roto una de las lamas o el mecanismo de freno, si estas son las opciones, es preferible que llames a un cerrajero para que te ayude con el reemplazo de la parte que presenta el problema.

En caso de que la cinta no se encuentra de la manera correcta en el cajón, puedes repararlo fácilmente abriendo la caja donde se encuentra la cinta y colocarla en su lugar. Si nos referimos a persianas eléctricas, está la posibilidad de que simplemente un objeto la esté atascando.

Como arreglar la persiana si no se mantiene fija

Una de las mayores causas de este problema, es que la correa que sujeta la persiana al panel de control esté deteriorada o suelta, deberás bajar el cajón para poder reemplazarlo.

Otra de las causas que podemos encontrar al abrir dicho recogedor, es que la pestaña que tranca la cinta se encuentre abierta, debes cerrarla de manera que solo toque la cinta, ya que si está muy ajustada evitará que la cinta logre deslizarse.

Cuando las lamas están viejas o rotas

Este procedimiento es necesario realizarlo cuando la lama se encuentra deteriorada, en las épocas de granizo es muy común que estas se averíen ya que el impacto de los objetos pesados o grandes puede perjudicar su apariencia y el funcionamiento de ella.

Este elemento puede ser fabricado en material de aluminio, tela o PVC su largo y ancho va de acuerdo al tamaño de la ventana del cliente. Por lo tanto, para realizar el cambio, es necesario que sea del mismo material y dimensiones. Esto lo puedes encontrar con ayuda de un cerrajero

Luego de conseguir los materiales, podrás comenzar el reemplazo abriendo la caja para sacar la persiana por la parte de arriba con mucho cuidado, de este modo evitaras perjudicar algún otro elemento.

El siguiente paso, es extender la persiana en una superficie plana, retirar las lamas que se encuentren por debajo de la que desees reemplazar hasta llegar a la que esta averiada.

Sustituye la lama que se encuentra rota por la nueva, detalladamente debes fijarte en que ésta quede de la manera correcta y nivelada, así evitarás que tengas que volver a bajarla por quedar de manera incorrecta.

Procedes a recogerla para encajarla en el carril girando el eje, finalizamos cerrando la caja y colocarla en su lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>