«

»

Ago 02

Los bienes que mayormente buscan los ladrones en una casa

Los datos correspondientes a los robos son bastante numerosos, lo que significa que hay bastante tela que cortar a fin de suministrar datos a los propietarios de las casas.

Estos datos pueden ser suministrados a través de las autoridades policiales o cerrajeros reconocidos, pero si no quieres tener que recurrir a estos, tan solo debes buscar en internet algunas estadísticas e información relacionada.

Hay información disponible para dar y regalar, y por supuesto, una de las cosas que podemos tratar al respecto es la de los bienes que mayormente persiguen los ladrones cuando “visitan” las casas.

Sea por un golpe de suerte que tengan los ladrones para ingresar a las casas, o que haya sido un robo bien planificado, un ladrón sabe que lugares buscar dentro de la casa para hacerse con las posesiones.

  1. Cualquier objeto

Lo ubicamos en primer lugar para explicar que, cuando un ladrón es de poca monta y dispone de la oportunidad perfecta para ingresar a una casa, tendrá la intención de hacerse con cualquier objeto que encuentre.

Digamos que esto también se debe al poco tiempo con el que cuenta, y quiere administrar el tiempo de la mejor manera que lo sabe hacer, y eso es apropiándose de todo.

Sin embargo, la experiencia le dirá que si desea sacar el máximo provecho, deberá revisar en sitios muy puntuales de la casa, y quizás deba aprender de algunas técnicas que emplean los cerrajeros para la apertura de cosas especiales.

  1. Objetos de valor

Cuando un malhechor ya ha alcanzado un nivel de experiencia, esta ha aprendido a administrar su tiempo revisando en dormitorios, habitaciones de estudio y demás, ya que allí pueden encontrarse posibles cajas fuertes camufladas.

Así mismo, los cajones de ropa son reservorios de las más variadas y valiosas posesiones que éstos puedan aprovechar para vender en ciertos lugares, y por supuesto el dinero mal ubicado en las gavetas de ropa interior.

De este modo el ladrón sigue hurgando en estos lugares, además de hacerse con otros elementos que saltan a la vista como uno que otro electrodoméstico portátil y juegos de video, no obstante, un ladrón puede caer más bajo en lo que a crapulencia nos referimos.

  1. Posesiones puntuales

Esto sucede cuando un ladrón sabe perfectamente de la existencia de un bien determinado, ya sea porque este es fácil de divisar a través de las ventanas de la casa.

Otra posibilidad es que se haya ingeniado para entrar a la casa con un disfraz determinado, y puso sus ojos en una posesión que tiene un valor cuantioso, por lo que pretenderá ingresar a la casa en cuestión de la forma que sea.

El hecho de restringir el paso de extraños a la casa, y de mantener cerradas puertas y ventanas debidamente, limita esta clase de inconvenientes notablemente.

Esta serie de aspectos te enseñan que el enemigo puede estar camuflado de mil maneras, y que la seguridad no es una variable que se toma a juego en casos como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>